5 tips financieros para Pymes

Written by Hugo on . Posted in Herramientas para emprendedores

 

1. Haz una evaluación objetiva de la situación de la empresa: analiza los datos duros y dedica un tiempo específico a elaborar estrategias para mejorar tus procesos. Esta tarea puede compartirse con los empleados e incluso con tus clientes y proveedores, ya que dos cabezas piensan mejor que una. Las preguntas recomendadas para este ejercicio son: ¿cómo podemos mejorar como empresa?, ¿cómo podemos satisfacer mejor tus necesidades? La respuesta podría ser la clave.

2. Mejora los procesos productivos aunque esto signifique nuevas inversiones. Es importante hacer una adecuada evaluación de las inversiones, pero si te sirven para optimizar procesos, ahorrar materias primas o ahorrar energía, valen la pena. Ahorrar no necesariamente significa gastar menos, sino hacer más con menos. Busca elevar las ventas y no sólo disminuir los gastos. Los especialistas aseguran que uno de los principales errores es recortar presupuesto en mercadotecnia, ya que la imagen y estrategia de ventas de la empresa están en juego. En lugar de esto puedes invertir en medios más rentables o aprovechar herramientas gratuitas, como las redes sociales.

3. Con el dinero tú eres tu principal acreedor, recuerda que antes de poder disfrutar de los beneficios de tu empresa deberás trabajar duro para que el negocio madure. Otro gran error es extraer constantemente recursos de la compañía para fines personales, ya que esta acción tendrá sólo dos destinos posibles: o la empresa siempre quedará corta y no podrá crecer, o simplemente morirá. Los especialistas aconsejan que aunque seas el dueño de la empresa para tener un mayor orden deberás asignarte un salario fijo y respetar siempre el monto.

4. Siempre debe existir equilibro entre el dinero que gasta la empresa y los recursos que ingresan. Las entradas derivadas de las ventas son las que ayudan a fortalecer el negocio, por otro lado los costos que vienen de inversión, materia prima, gastos de operación, etcétera, no deberán rebasar las entradas para conservar unas finanzas saludables.

5. Siempre debes tener un guardadito para enfrentar emergencias. Aunque el monto varía dependiendo del tamaño y giro de la empresa, en general se recomienda tener por lo menos el equivalente a 3 meses de gastos de operación como reserva de efectivo. Otro punto importante es que este dinero no debe por ningún motivo guardarse bajo el colchón, sino en un instrumento que te de ganancias.